Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Septiembre de 2011
Psicobiología

El trastorno afectivo estacional también afecta a invidentes

Las personas con ceguera conservan un sistema de células fotosensibles de reciente hallazgo

© istockphoto / karin lau

Las personas con ceguera conservan un sistema de células fotosensibles de reciente hallazgo, por lo que también son vulnerables al trastorno afectivo estacional o depresión invernal. Los individuos con dicho trastorno se enfrentan a graves cambios de humor en otoño e invierno. Algunos síntomas reveladores son una excesiva somnolencia, la falta de fuerzas y la apetencia de dulces y féculas.

En general, nuestro ritmo circadiano se halla sincronizado con el ciclo de luz y oscuridad: en ausencia de estos indicios, nuestra fisiología interna empieza a derivar.

El reloj corporal de los pacientes con trastorno afectivo estacional puede de­sincronizarse al acortarse los períodos y bajar la intensidad de la luz en invierno. Por ello, la exposición a una o dos horas de luz intensa por la mañana a menudo mitiga el trastorno y suaviza sus síntomas. Por otra parte, la relación que se ha detectado entre la aparición de cataratas (opacidad del cristalino que conduce a la pérdida de visión) y el desarrollo de la patología estacional sugiere con mayor fuerza que la detección ocular de la luz representa una clave en el trastorno emocional cíclico.

Artículo incluido en

Reloj desacompasado

    • Thomas Kantermann

El trabajo nocturno y a turnos es el pan de cada día en numerosas profesiones, con los riesgos que ello supone para la salud. El cambio constante del reloj interno altera los hábitos de sueño y alimentación de los empleados.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.