Inmunoterapia contra el cáncer

Ciertas moléculas de los tumores se convierten en objetivo de ataque para células especiales del sistema inmunitario. Estos antígenos de rechazo tumoral pueden proporcionar la base para el desarrollo de una eficaz terapia anticancerosa.

En plenitud de facultades, el sistema inmunitario es el arma ideal contra las enfermedades infecciosas. Elimina virus y bacterias que invaden el organismo y mata las células infectadas, sin molestar al tejido sano. El sistema puede comportarse con semejante precisión porque responde sólo ante la presencia de antígenos, moléculas o sus fragmentos que pertenecen a los invasores foráneos. En general, las moléculas de los anticuerpos inactivan toxinas y agentes patógenos que circulan por los líquidos del organismo, mientras que ciertos leucocitos, los linfocitos T citolíticos, destruyen ("lisan") las células en las que han penetrado los virus.

La especifidad y potencia del sistema inmunitario no han pasado inadvertidas para la ciencia. Apoyados en la esperanza de conseguir que los linfocitos T atacaran las células cancerosas hasta su erradicación como si fueran células infectadas por virus, los investigadores venían trabajando en la identificación de antígenos de rechazo tumoral, estructuras cuya presencia en las células cancerosas pudieran advertir los linfocitos T. Suponíase que los antígenos, que de manera exclusiva (o casi exclusiva) aparecerían en las células cancerosas, podrían manipularse hasta despertar o avivar una reacción inmunitaria deficiente contra tales objetivos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.