La cordillera Alfa

Con la expedición del rompehielos "Estrella Polar" pudo estudiarse una poderosa cordillera submarina que se extiende entre el polo Norte y Canadá. Se trata de la estructura más antigua del océano Artico.
Doscientas millas marinas más allá del polo Norte, en el fondo del océano Artico, se encuentra un sistema de montañas harto desconocido. La cordillera Alfa, así se llama, se extiende a lo largo de 1800 kilómetros y presenta picos de más de 3000 metros. Una suerte de Alpes marinos. Debe su nombre al campamento norteamericano ("Alpha Arctic") que se instaló durante el Año Polar Internacional 1957/58 sobre un témpano a la deriva situado en el extremo norte del Canadá, pues desde allí se descubrió el macizo.
Algunos submarinos navegaron después por la zona, pero sólo desde 1998 empezaron a ver la luz pública algunos resultados de sus viajes secretos. Hasta ahora ningún rompehielos se había adentrado hasta la región central de la cordillera Alfa. La expedición ARCTIC-98, en la que participamos uno como jefe de la misma y otro como periodista, permitió, por primera vez, el estudio geológico de aquellos parajes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.