Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Fisiología de la percepción

El cerebro transforma de modo casi instantáneo los mensajes sensoriales en percepciones conscientes. Para un rápido reconocimiento, resulta esencial una caótica actividad colectiva que implica a millones de neuronas.

Cuando alguien mira el rostro de un actor célebre, olfatea un manjar favorito u oye la voz de un amigo, los reconoce de inmediato. En una fracción de segundo tras la estirnulación de ojos, nariz, oídos, lengua o piel, sabernos que el objeto nos es familiar, deseable o peligroso. Este reconocimiento, que los psicólogos llaman percepción preatentiva, ¿cómo se produce con tanta exactitud y rapidez aunque los estímulos sean complejos y aunque varíe el contexto en que actúan?

Se sabe ya mucho acerca de cómo el córtex cerebral, la capa externa del encéfalo, analiza inicialmente los mensajes sensoriales. En cambio, sólo están aún en los comienzos las investigaciones para averiguar cómo funciona el cerebro después de la mera extracción de los rasgos más comunes: cómo combina los mensajes con la experiencia pasada y con las expectativas, para distinguir unos estímulos de otros y su particular significación para el individuo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.