La odisea de la mariposa monarca

Los datos aportados por la ciencia ciudadana indican por qué lugares y en qué momentos migra

[JHVEPhoto/iStock]

Es primavera y las monarcas se ponen en marcha. Cada año abandonan sus densas aglomeraciones de invernada cerca de Ciudad de México rumbo al norte. Les aguardan cuatro meses y tres generaciones antes de alcanzar su destino. Una vez allí se afanan en congregarse en grupos lo bastante grandes para sobrevivir al próximo invierno. Es una tarea digna de Sísifo. La población oriental se ha desplomado un 80 por ciento en los últimos 20 años a causa de la degradación del hábitat (menos flores) a lo largo de su área de distribución, afirma Iman Momeni-Dehaghi, biólogo de la Universidad Carleton, en Ottawa. Es gracias a aficionados científicos, que han estado elaborando bases de datos como Journey North, que este biólogo ha podido localizar dónde nace la generación que invernará. Los datos podrían ayudar a los investigadores a diseñar intervenciones más específicas para este lepidóptero en rápido declive.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.