Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La tragedia del dolor innecesario

En contra de lo que la gente cree, la morfina tomada sólo para controlar el dolor no provoca adicción. Pero se sigue administrando a los pacientes dosis del todo insuficientes, dejándoles sufrir una agonía innecesaria.

Como dijo en cierta ocasión Albert Schweitzer, "el dolor es para la humanidad un tirano más terrible que la misma muerte". El sufrimiento prolongado destruye la calidad de la vida y puede quitar las ganas de existir, llevando a algunas personas al suicidio. Sus efectos físicos son también muy destructores: un dolor fuerte y persistente puede impedir el sueño y quitar el apetito, produciendo con ello el agotamiento y reduciendo la disponibilidad de nutrientes para los órganos. El dolor podría así obstaculizar la recuperación de una enfermedad o de una lesión y, en enfermos muy debilitados o de edad avanzada, llegar, tal vez, a constituir la última diferencia entre la vida y la muerte.

Por desgracia, hay algunas clases de dolor que los tratamientos conocidos no pueden aliviar. Que en esos casos la asistencia médica logra bien poco, resulta muy angustiante para todos los implicados, pero es sin duda comprensible. Menos comprensible es que muchas personas sufran, no porque se carezca de medios para aliviar el dolor, sino porque a menudo los médicos son reacios a prescribir morfina. El más seguro y eficaz analgésico (o antidolórico) de cuantos se conocen para combatir el dolor agudo y persistente es la morfina. Pero como este fármaco provoca adicción en algunas personas, se la suele administrar, si es que se la administra, sólo en minúsculas dosis.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.