Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Marzo 2017Nº 486
Apuntes

Salud pública

Gratuito

Diagnóstico de enfermedades de transmisión sexual en minutos

Un centro clínico crea un novedoso y rápido método para los análisis de sífilis, gonorrea, infección por VIH y otros trastornos.

Menear

Someterse a una prueba de enfermedades de trasmisión sexual (ETS) supone un mal trago para muchos: la cita con el médico, una semana de espera de los resultados y, entre medias, multitud de ocasiones para sentir incomodidad o vergüenza. Tales inconvenientes podrían ser en parte culpables de las crecientes tasas de infección por ETS, razón por la que un centro médico de Londres ha decidido repensar el proceso para adaptarlo a la era digital. Su punto de atención ambulatoria, llamado Dean Street Express, intenta proporcionar una experiencia sin traumas, autónoma y que apenas exige contacto visual con extraños. El sistema funciona gracias a una versión en miniatura de una técnica de análisis molecular.

Una vez concertada la cita a través de Internet, la persona llega al centro médico y confirma su llegada en una pantalla de ordenador. Un técnico le entrega un tubo con los escobillones necesarios para las pruebas, seleccionadas previamente en un menú (el cual abarca todas las enfermedades habituales, como sífilis, gonorrea o clamidia), y, a continuación, accede a una sala privada en la que un vídeo muestra cómo aportar uno mismo las muestras. Seis horas después, los resultados llegan al teléfono móvil.

La tecnología que hace todo esto posible ha sido desarrollada por Cepheid, una empresa estadounidense de diagnóstico que, en 2011, puso a la venta un kit portátil para la tuberculosis capaz de obtener el resultado en 15 minutos. Al igual que las pruebas de laboratorio tradicionales, el método de Cepheid se sirve de marcadores genéticos para diagnosticar de manera fiable la enfermedad, pero todo ocurre en el seno de un pequeño dispositivo portátil. En cinco años, la empresa ha vendido casi 12.000 sistemas de análisis en países que, en ciertos casos, nunca habían visto pruebas moleculares antes. Hoffmann-La Roche, Abbott y otros grandes del sector han ideado desde entonces métodos parecidos.

En Londres, el modelo de Dean Street ha sido tan bien acogido que los fundadores de la empresa han incorporado la prueba del VIH y han abierto un segundo punto de atención. Ya hay previstos cinco más para la capital británica, y Cepheid asegura que también está distribuyendo sistemas de diagnóstico ambulatorio en centros de Barcelona, París, Brisbane, Australia y San Francisco, a los que inminentemente se sumará otro en Florida.

Dave Persing, director médico de la empresa de análisis, lo resume así: «Todo el mundo aprecia las ventajas que supone reducir el tiempo de diagnóstico y facilitar que los pacientes comiencen el tratamiento mucho antes. Eso reduce el contagio, la angustia de la espera y, en general, facilita las cosas. A nadie le gusta recibir la mala noticia de que ha dado positivo en clamidia o gonorrea al cabo de 11 días. Es inadmisible».

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

Revistas relacionadas