Raíces de la violencia

La aplicación de métodos cuantitativos a la psicología social pone en cuestión la idea, muy arraigada, que vincula la violencia a la baja estima de uno mismo.

Hace algunos años un joven psicólogo de cierto gabinete asesor me habló del dilema al que se enfrentaba en su trato con jóvenes violentos. Sencillamente, sus impresiones directas no guardaban apenas relación con lo que le habían enseñado: sus clientes violentos le parecían unos engreídos convencidos, sin base, de tener grandes cualidades y de ser superiores a todas las demás personas, mientras que los libros de texto decían que esos jóvenes brutos sufrían, en realidad, baja estima de sí mismos. Pero los miembros del gabinete, él incluido, decidieron que, a pesar de lo que habían observado, no podían oponerse a décadas de investigación, y así se esforzaban por mejorar la autoestima de aquellos jóvenes, aunque con ello no lograban ninguna discernible reducción de sus tendencias antisociales.

La opinión de que la agresividad dimana de una escasa autoestima ha sido durante mucho tiempo un tópico muy extendido. Psicólogos, educadores sociales y profesores han estado persuadidos de que el aumentar la autoestima de los jóvenes era la clave para domeñar la violencia y favorecer el éxito social y académico de la juventud. Muchas escuelas mandan a sus alumnos poner en lista las razones por las que son ellos unas personas admirables o entonar cantilenas de autoencomio. Muchos padres y maestros no se atreven a criticar a los niños, por temor a que eso les cause graves daños psíquicos y haga de un prometedor muchacho un bruto peligroso o un lamentable perdedor. En algunas ligas deportivas todos los participantes obtienen algún trofeo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.