El cáncer de las almejas

Los análisis genéticos de almejas carneiro de Galicia y Baleares indican que el cáncer que las afecta puede transmitirse a largas distancias e incluso de una especie a otra.

[ISTOCK/SLOWMOTIONGLI]

En síntesis

La neoplasia hémica es un tumor contagioso que padecen varias especies de bivalvos. Produce una obstrucción de su sistema circulatorio que termina por provocarles la muerte.

Los estudios genéticos y evolutivos del cáncer que afecta a la almeja carneiro han permitido reconstruir la historia sobre el origen y la propagación de la enfermedad.

Se ha demostrado así que puede contagiarse entre individuos muy alejados entre sí y saltar de una especie otra de bivalvo. Debido a las repercusiones ecológicas y económicas que conlleva este cáncer, se necesita hacer un seguimiento sobre su propagación actual en el medio marino.

El cáncer se origina cuando una célula del cuerpo experimenta ciertas alteraciones genéticas que provocan una proliferación celular descontrolada y nociva. A veces, algunas de las células del tumor primario se extienden por el organismo y sirven de semilla para iniciar nuevos tumores en otras partes del cuerpo, un proceso conocido como metástasis. En ocasiones las células cancerosas se desplazan incluso más allá del individuo afectado y contagian a un nuevo huésped, que termina por desarrollar el mismo tumor. Este proceso, que no deja de ser una «metástasis a gran escala», se denomina cáncer contagioso o cáncer transmisible clonal. (Se lo califica de clonal porque es genéticamente idéntico al cáncer del individuo en el que se originó.)

A pesar de que la metástasis es la causa principal de muerte en más del 90 por ciento de los pacientes oncológicos, todavía es un proceso muy desconocido. La mayoría de los tratamientos se centran en la inhibición del crecimiento del tumor, con poco énfasis en su diseminación. Resulta urgente, pues, esclarecer los mecanismos que rigen la metástasis a nivel molecular. Asimismo, conocer mejor las causas genéticas del contagio del cáncer entre individuos nos podría ayudar a entender la metástasis en el cáncer no transmisible y a buscar soluciones para ponerle freno.

Por suerte, los asombrosos estudios genómicos realizados en estos últimos decenios han transformado el campo de la biología del cáncer. Gracias a los avances en genética, en la actualidad es posible determinar en qué individuo se originó una célula cancerosa y reconstruir la historia de la enfermedad, es decir, cómo se propagó entre los miembros de una población.

El cáncer contagioso se ha identificado en los perros y los demonios de Tasmania. En fecha más reciente, también se ha observado en los bivalvos marinos, entre ellos diversas especies de almejas, berberechos y mejillones. La mayoría de estos tumores solo pueden transmitirse entre individuos de la misma especie. Sin embargo, algunos de los que afectan a los bivalvos marinos pueden saltar de una especie a otra.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.