Diversidad olfativa y evolución

Se sabe desde hace tiempo que los humanos percibimos los olores de manera diferente. Ahora, varios estudios a gran escala han demostrado que tal diversidad es aún mayor de lo que se pensaba.

STEVE LEWIS/GETTY IMAGES

Se sabe desde hace tiempo que los humanos percibimos los olores de manera diferente. Ahora, varios estudios a gran escala han demostrado que tal diversidad es aún mayor de lo que se pensaba: las personas percibiríamos de un modo distinto la mayoría de los olores, si no la totalidad de ellos. Además, para muchos de nosotros existe al menos un aroma imposible de detectar. «El mundo olfativo de cada persona es un mundo único y privado», afirma Andreas Keller, genetista de la Universidad Rockefeller.

Durante el proceso evolutivo —y en parte debido a que los humanos fueron apoyándose cada vez más en la visión en detrimento del olfato— los genes que codifican nuestros aproximadamente 400 receptores olfativos comenzaron a acumular mutaciones. Doron Lancet, genetista del Instituto Científico Weizmann de Rehovot, en Israel, apunta que una vez que un gen ha acumulado un número determinado de mutaciones se convierte en «pseudogén»: deja de codificar receptores operativos. Personas diferentes poseen combinaciones distintas de pseudogenes. «Al final es como si cada individuo portase un código de barras ligeramente distinto al de los demás», afirma Lancet.

Esas modificaciones genéticas parecen originar variaciones en el comportamiento. Cuando Keller y sus colaboradores pidieron a 500 personas que clasificasen 66 olores según su intensidad y agrado, las respuestas abarcaron todas las posibles valoraciones: desde débil hasta intenso y desde agradable hasta desagradable. En un estudio en la Universidad de Dresde, Thomas Hummel y sus colaboradores hicieron pruebas a 1500 jóvenes con 20 aromas diferentes. Hallaron insensibilidades específicas a todos los olores menos uno: la citralva, con olor a cítrico. Keller concluye que quizá todo el mundo tenga su propio «punto ciego» olfativo.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.