Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Diciembre de 1992
Tendencias de la educación europea

Tradición e innovación

Pasada ya la época de la fe ciega en el valor de las inversiones educativas, e incluso superadas las ulteriores críticas que abogaban por una completa desescolarización, reaparecen algunas preguntas clásicas.

A pesar de su diversidad nacional y cultural, las escuelas de los países europeos comparten en gran medida una tradición educativa común, que arranca de la paideia griega y llega hasta nosotros tras haber experimentado las profundas influencias de la romanización, la cristianización y la incorporación creciente de la racionalidad y la ciencia modernas desde la Ilustración. Resultado de este largo proceso son una serie de esquemas generales sobre lo que debe enseñarse y aprenderse, el llamado currículo, así como de prácticas relacionadas con ellos, que constituyen el estrato básico y común del quehacer educativo de toda Europa.

El enfoque esencialista, heredero del trivium y el quadrivium medievales, propone que la escuela transmita los contenidos que, según los cánones del clasicismo, constituyen la esencia de la cultura; se encarna en instituciones escolares que conservan, aún hoy, nombres clásicos como Gymnasium, lycée o grammar school. Para el punto de vista enciclopedista, generador de otras cuya denominación apela a la modernidad (Realschule o modern school, por ejemplo), lo que debe enseñarse es todo el conocimiento humano disponible, especialmente el que proviene de la ciencia y de la experimentación porque nos acerca a la verdadera naturaleza del mundo. El énfasis sobre los saberes útiles para la vida productiva y económica caracteriza a la orientación politécnica, y se denomina pragmática a la que considera misión de la escuela preparar al individuo para su mejor desenvolvimiento en la vida cotidiana, con temáticas como la salud, el medio ambiente, el trabajo, la vida familiar, la participación civil, el ocio y la toma de decisiones morales.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.