Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 1989Nº 156

Historia de la ciencia

Inventores españoles en el Siglo de Oro

Los siglos XVI y XVII fueron para España los del dominio de la política y del arte. Pero fueron también los del poder de la técnica y de la invención de una forma, aunque efímera, brillante.

Menear

Desde finales de la Edad Media, los monarcas de los diferentes reinos cristianos españoles venían concediendo "cédulas de privilegio", consistentes en documentos que garantizaban unos determinados derechos para la explotación de tierras, bosques o molinos a ciertos particulares. Algunas cédulas reales se referían a nuevos procedimientos técnicos o a máquinas de nuevo tipo cuyo inventor deseaba ser protegido de las posibles imitaciones de sus competidores.

Muy pronto, a semejanza de ciertas repúblicas italianas —como la de Florencia en 1421 y la de Venecia en 1474—, la protección de los inventores fue tomando forma jurídica en España. Puede decirse que ya en la época de Carlos V se había consolidado el sistema de patentes, conservándose muchas de ellas en el Archivo General de Simancas. Del 18 de agosto de 1522 puede considerarse la primera patente de invención dada en España, ya que el documento reúne todas las características que lo identifican todavía en la actualidad. Se trata de una cédula de privilegio concedida en exclusiva de por vida a un inventor, el catalán Guillén Cabier, para que pueda construir un aparato con el que un navío consiga avanzar en alta mar, sin necesidad de velas ni remos. No parece que tuviera el éxito esperado, pues no hay constancia de otros ensayos posteriores.

Puede conseguir el artículo en: