Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Cartas de los lectores: Más galaxias sin materia oscura

En el artículo «¿Una galaxia sin materia oscura?» [Investigación y Ciencia, diciembre de 2019], Ignacio Trujillo expone la solución encontrada por su grupo de investigación al enigma planteado en 2018 por un trabajo que afirmaba haber hallado una galaxia enana sin materia oscura. Según explica, el problema desaparecería si la distancia a la galaxia en cuestión fuera de unos 13 megapársecs en vez de los 20 megapársecs que suponía el estudio inicial.

¿Cuál es la explicación física que hace que la materia oscura «reaparezca» si la galaxia se encuentra más cerca de lo supuesto en un principio?

Por otro lado, un artículo publicado hace muy poco en Nature AstronomyFurther evidence for a population of dark-matter-deficient dwarf galaxies»; Qi Guo et al., 25 de noviembre de 2019] ha afirmado haber encontrado otras 19 galaxias enanas sin materia oscura. ¿Se encuentra relacionado este caso con el analizado por Trujillo y su grupo? ¿Podría darse en él el mismo problema de la medición de distancias?

David Arroyo
Valencia

 

RESPONDE TRUJILLO: No es la materia oscura la que aparece o desaparece según la distancia. Lo que cambia es nuestra estimación de cuántas estrellas hacen falta para producir la luz que vemos. Si el objeto está lejos, necesitamos más estrellas para explicar el mismo brillo, y por tanto la cantidad de masa en forma de estrellas será mayor. Y al haber más materia visible, no se requiere materia oscura para dar cuenta de la masa dinámica de la galaxia. Por el contrario, si el objeto se encuentra más cerca de nosotros, el número de estrellas que hacen falta para explicar su brillo es menor, lo que obliga a postular la existencia de materia oscura para entender la dinámica de la galaxia.

En lo que respecta al artículo de Guo y sus colaboradores, en esta ocasión el problema no es la distancia, sino una incorrecta estimación de la inclinación de las galaxias, un factor que hace falta tener en cuenta para estimar su masa dinámica. Los autores han supuesto que las galaxias observadas son de tipo disco. Sin embargo, las galaxias conocidas de esta clase suelen tener una forma más elipsoidal. Una vez se toma en consideración este efecto, la cantidad de materia oscura inferida para estas galaxias vuelve a ser la normal. Mi colega del Instituto de Astrofísica de Canarias Jorge Sánchez Almeida ha enviado hace unos días un artículo a una revista especializada desarrollando esta explicación.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.