Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Septiembre 2004Nº 336

Exploración espacial

Cassini-Huygens en Saturno

Tras un viaje de siete años, la nave espacial Cassini-Huygens empieza a desvelar los misterios de Saturno, de sus anillos y de su luna gigante, Titán.

Menear

En la madrugada del 15 de octubre de 1997, aún a oscuras, al borde de una charca infestada de caimanes cercana a Cabo Cañaveral, presencié junto con miles de personas el lanzamiento de la más compleja nave espacial robótica jamás construida, Cassini, con su sonda Huygens. A ambas les esperaba un viaje interplanetario de siete años. Me involucré en la concepción de esta misión durante el doctorado. Hasta la mitad de mi carrera científica no iba a ver su culminación: la primera exploración prolongada del sistema de Saturno.
En julio de 2004 la nave Cassini-Huygens se situó en órbita alrededor del segundo mayor planeta del sistema solar. Esperábamos con ansiedad que llegara ese momento desde que hace más de dos décadas las primeras misiones que se acercaron a Saturno - Pioneer 11 y Voyager 1 y 2 - despertasen la curiosidad sobre ese planeta. A pesar de que es menor que Júpiter y su superficie resulta menos llamativa a primera vista, quizás aporte informaciones vitales para comprender la evolución a gran escala de los planetas gigantes gaseosos. El séquito de lunas de Saturno está formado por 30 pequeños satélites helados y un cuerpo de tamaño planetario, Titán, cuya atmósfera densa siempre ha fascinado, ya que podría ofrecernos pistas sobre el origen de la vida en la Tierra. Se desea también descubrir cómo se formaron los anillos de Saturno y en qué medida su intenso campo magnético afecta a las lunas heladas y a la alta atmósfera de Titán.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados