Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Junio 2012Nº 429
Panorama

Biología del desarrollo

La morfogénesis según Alan Turing

El padre de la computación moderna, de cuyo nacimiento se celebra este mes el centenario, formuló un modelo clave para entender la formación de patrones en los seres vivos.

Menear

El artículo de 1952 en el que Alan Turing expuso su teoría sobre la formación de patrones en sistemas biológicos resolvió un profundo problema intelectual. Uno cuya solución se había antojado tan inalcanzable que acabó provocando que Hans Driesch, uno de los pioneros de la biología del desarrollo, abandonase la ciencia para dedicarse a la filosofía vitalista.

Hacia finales del siglo XIX, Driesch y, más tarde, Hans Spemann habían demostrado que un animal no crece a partir de una versión microscópica del cuerpo adulto (el hipotético homúnculo, en el caso de los humanos), sino que emerge a partir de una única célula sin estructura definida. Pero las ideas de la época no permitían entender tal autoorganización. Con anterioridad a la invención de los ordenadores, la matemática aplicada solo podía lidiar con ecuaciones diferenciales lineales, las cuales permiten amplificar un patrón, pero no generarlo.

En «Los fundamentos químicos de la morfogénesis» Turing demostró que un patrón podía, de hecho, formarse de novo. Al considerar el desarrollo de un embrión en cada instante a partir de su estado molecular y mecánico, Turing empleó un enfoque moderno. Hoy, los biólogos del desarrollo investigan con herramientas similares la manera en que los determinantes moleculares y las fuerzas que ejercen las células controlan el desarrollo de patrones en el embrión.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

Revistas relacionadas