Bioincrustación

Los fenómenos biológicos se suceden con gran rapidez en los medios acuáticos y, particularmente, en el medio marino.

JEAN-FRANCOIS PODEVIN

Los fenómenos biológicos se suceden con gran rapidez en los medios acuáticos y, particularmente, en el medio marino. Se denomina bioincrustación (biofouling) a un conjunto de procesos biológicos relacionados con las primeras etapas de colonización de un sustrato sumergido. En el mar, la celeridad con que se produce dicha colonización es notable: en tan sólo unos días aparecen diferentes incrustaciones recubriendo la superficie de un sustrato que inicialmente se había sumergido impoluto.

El proceso plantea desde hace años problemas serios a la navegación, pues la bioincrustación origina una capa que se extiende sobre al casco de los barcos. La capa aumenta el rozamiento de las embarcaciones y, como consecuencia, reduce su velocidad y provoca un mayor consumo de combustible.

La colonización del sustrato empieza por bacterias, de mínimas exigencias nutritivas, que constituyen las biopelículas bacterianas, complejas estructuras formadas por los propios microorganismos embebidos en sustancias que ellos mismos segregan. Transcurrida una semana, diversas especies medran en la superficie de este sustrato inicial y acaban creando una primera capa de incrustación; distinguimos en ese conglomerado diversas especies de diatomeas bentónicas, serpúlidos y briozoos.

La colonización sigue un proceso de sucesión que da como resultado unas comunidades cada vez más complejas con el tiempo. De no limpiarlas periódicamente, las embarcaciones sufren una degradación progresiva.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.