El clima, un debate estancado

Medidas para avanzar hacia una economía de bajo consumo en carbono.
MATT COLLINS
La posibilidad de que EE.UU. apruebe una normativa sobre el cambio climático en el actual período de sesiones del Congreso es cada vez menor: la carrera de obstáculos recuerda la relativa a la asistencia sanitaria, si no más. El presidente Barack Obama no debe confiar en un consenso sobre el cambio climático en su propio partido. Varios senadores demócratas ya le han pedido que no insista en sacar adelante un proyecto de ley en 2010, dada la cercanía de las elecciones de mitad de legislatura.
Las líneas de fractura son innumerables, pero quizá la más importante sea la que afecta a la opinión pública. Según una encuesta reciente, sólo el 36 por ciento de los estadounidenses cree que hay pruebas sólidas del cambio climático de origen antropogénico, cifra inferior al 47 por ciento obtenido a principios de 2008. Tal vez el aumento del desempleo haya hecho a la población más reacia a aceptar cambios que alteren su nivel de vida. También existe mucha confusión alrededor de la ciencia climática y las distintas soluciones propuestas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.