Pescadores paleoíndios del Perú

En la Quebrada Jaguay, cercana a la costa oceánica, se han descubierto restos de actividad pesquera en los primeros momentos de la ocupación humana del Nuevo Mundo.
La llanura costera del Perú es, en buena medida, desértica. Aumenta su aridez conforme viajamos hacia el sur. En ese entorno inhóspito hay dos factores que permiten el desarrollo de la vida, a saber, la extraordinaria riqueza del mar y la presencia de ríos permanentes o estacionales, que bajan de los Andes.
La Quebrada Jaguay, a unos 800 kilómetros al sur de Lima por la carretera Panamericana, está formada por uno de esos cursos de agua efímeros que apenas fluyen días o semanas al año. En su lecho crecen algunas plantas; pero en su derredor no hay más que arena y roca pelada.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.