Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Abril 2008Nº 379

Mecánica cuántica

Un físico con acción a distancia

Anton Zeilinger hace malabarismos con los enigmas del mundo cuántico. Crea interferencias entre macromoléculas, genera protones entrelazados y transmite datos cuánticos a muchos kilómetros de distancia.

Menear

Quien visita a Anton Zeilinger en su Instituto de Optica e Información Cuánticas (IQOQI), en Viena, entra en un lugar cargado de historia. El conjunto de edificios de la calle Boltzmann albergaba ya en tiempos de la monarquía institutos de física; en el techo resalta una corona y sobre la entrada todavía se podían vislumbrar en los años sesenta, cuando estudié allí física teórica, las huellas de las letras k.u.k. (kaiserlich und königlich, imperial y real). Sólo un par de pasos, y uno se halla en las escaleras de Strudlhof, que dieron nombre a la más famosa novela del escritor austriaco Heimito von Doderer.

Mi visita a Viena resultó cargada de historia también en un sentido estrictamente biográfico. Como se puso de manifiesto en la conversación, Zeilinger no sólo estudió en la misma facultad, sino incluso en el mismo instituto que yo, y allí nos impartió el entusiasmo por el estudio de la naturaleza el mismo profesor de física. Pero, mientras a mí la vida me llevó a pisar de nuevo las escaleras de Strudlhof, pero de camino a la literatura y al periodismo, Zeilinger se dedicaría, con perseverancia y un éxito extraordinario, a una serie de depurados experimentos sobre las cuestiones fundamentales de la física cuántica. Esas investigaciones han causado sensación en el mundo entero.

Puede conseguir el artículo en: