Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2019
Cambio climático

La transformación del Ártico

El cambio climático está alterando drásticamente la vida en el norte del planeta.

CHRISTOPH WAGNER, GETTY IMAGES (reno); GETTY IMAGES (nieve)

En la isla de Banks, en los canadienses Territorios del Noroeste, más de 4000 deslizamientos de tierra descienden lentamente por las laderas a medida que el permafrost, en proceso de deshielo, se desmorona. En Siberia, el calentamiento del terreno causa que las filtraciones subterráneas de metano alcancen la superficie y provoquen explosiones que abren cráteres de hasta 40 metros de diámetro.

En todo el Ártico, los cambios drásticos se han convertido en la nueva norma, igual que las incursiones de los países y las actividades comerciales. La construcción, la extracción de petróleo y gas, el tráfico marítimo y el turismo están aumentando. El clima y la actividad humana están dejando huella tanto en la naturaleza como en los cuatro millones de personas que habitan en la región.

A medida que la interacción entre países aumente, la ciencia será fundamental para orientar acuerdos y políticas, sobre todo en lo referente a la prevención de desastres, la protección del entorno, las oportunidades económicas, la seguridad alimentaria, la salud humana y la resiliencia de las comunidades. Entre los expertos más valiosos figurarán las propias poblaciones indígenas. Llevan años observando de cerca los cambios térmicos y el retroceso de la cubierta de hielo, han caminado por montañas y bosques, han seguido a manadas de caribúes, han pescado en los mares y han mantenido la biodiversidad. Sus comunidades y sus culturas también serán las más afectadas por el desarrollo previsto.

Algunos líderes indígenas sostienen que el Ártico debería estar gobernado por organizaciones cooperativas y por normas que transciendan las fronteras políticas. Una planificación terrestre y marítima podría ayudar a asentar los derechos de la población, a proteger el entorno y a crear las condiciones para un diálogo constructivo. A fin de cuentas, opinan, el aprovechamiento sostenible del Ártico dependerá de que su entorno y sus comunidades gocen de buena salud.

Artículos relacionados

Otros artículos del informe especial El futuro del Ártico

Un norte ajetreado

    • Mark Fischetti
    • Katie Peek

El futuro del Ártico

    • Mark Fischetti
    • Kathrin Stephen

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.