Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Fijación de la memoria

Algunos momentos de la vida no se olvidan nunca, mientras que el recuerdo de otros se desvanece muy pronto. La razón podría esconderse en los mismos procesos que modelan los circuitos de un cerebro en desarrollo.

En la película de suspense Memento, el protagonista, Leonard, recuerda cuanto le ocurrió antes de sufrir una lesión cerebral. No se acuerda en absoluto de lo que le ha sucedido desde entonces, de las personas con las que se ha encontrado. Ha perdido la capacidad de convertir la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo. A los pocos minutos, lo recién sucedido desaparece de su mente, sin dejar rastro.

La historia inquietante narrada en la película se inspiró en el caso real de un paciente, un tal HM en la bibliografía clínica. Cuando HM tenía nueve años, sufrió un accidente con la bicicleta que le interesó la cabeza. Le dejó con un cuadro de epilepsia debilitante. Para aliviar sus ataques, que no podían controlarse por ninguna otra vía terapéutica, los cirujanos le eliminaron partes del hipocampo y regiones adyacentes. Se logró reducir la frecuencia de los episodios epilépticos. Sin embargo, en la intervención habían cortado, sin saberlo, la misteriosa conexión existente entre memoria a corto plazo y memoria a largo plazo. La información destinada a la memoria declarativa— relativa a personas, lugares y acontecimientos —debe llegar al hipocampo antes de quedar registrada en la corteza cerebral. Por eso, los recuerdos de hechos que se remontan a tiempos lejanos, almacenados ya en el cerebro de HM antes de la operación, se conservaron con nitidez; en cambio, sus experiencias del presente se desvanecían de inmediato en la nada. Visitaba a su médico todos los meses; cada vez, era como si se tratara de su primera entrevista.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.