Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Producción de petróleo en el siglo XXI

Las innovaciones en obtención de imágenes subterráneas, perforación direccional y producción de petróleo bajo grandes profundidades podrían permitir recuperar una mayor proporción de nuestras riquezas ocultas.

El horizonte del petróleo al uso —crudo barato y de fácil extracción que ha proporcionado más del 95% de todo el petróleo hasta la fecha— parece sombrío. En el 2010, la economía mundial pedirá 10.000 millones de barriles más de lo que podrá entregar la industria. Un recorte tan drástico, casi la mitad de todo el petróleo extraído en 1997, podría llevar a convulsiones en los precios, recesión económica e incluso a conflictos bélicos.

Para nuestra fortuna, contamos con cuatro grandes adelantos técnicos para salvar ese hiato, al acelerar el descubrimiento de nuevas bolsas y aumentar la proporción de petróleo susceptible de extraerse con buen rendimiento económico de los campos existentes, lo que se llama factor de recuperación. Estas técnicas podrían elevar en más del 20% las tasas de producción de petróleo mundiales para el 2010, si se aplicaran en los próximos tres a cinco años. Una implantación tan rápida podría parecer ambiciosa para una industria que tarda de 10 a 20 años en incorporar las innovaciones. Pero en este caso el cambio estará acuciado por formidables presiones económicas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.