Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Agosto 2017Nº 491

Biología

Una nueva visión sobre los líquenes

Un naturalista autodidacta descubre simbiosis ocultas en las tierras vírgenes de la Columbia Británica y contribuye a refutar 150 años de saber científico arraigado.

Menear

Trevor Goward me deja encabezar la marcha, de modo que caminamos a través del bosque mixto a mi ritmo. Ello supone un freno para su espigada figura de 1,95 metros y sus largas zancadas. Transitamos por trochas apenas perceptibles, abiertas por el paso de osos y ciervos en terrenos de su propiedad, aledaños al Parque Provincial Wells Gray, en la Columbia Británica. Su intención no es otra que la de cederme espacio para mis observaciones, mi modo innato de apreciar el entorno: ¿qué atrae mi atención? ¿en qué me fijo? ¿y en qué no? Me detengo ante una pequeña excrecencia blanquecina-verdosa que crece sobre la corteza de un álamo. «¡Observa!», exclama emocionado, invitándome a examinar un ejemplar de Platismatia glauca a través de una lupa. De inmediato me sumerjo en otro mundo, lleno de diminutas ramificaciones tachonadas por puntitos negros en el interior de cavidades salpicadas de un polvo finísimo.

En esta fresca jornada otoñal, Goward, con el cabello cano y despeinado, viste una camisa de franela a cuadros. De su cuello cuelga una lupa de relojero sujeta por un cordel, mientras una hembra de pastor australiano llamada Purple trota a su lado. Se diría que es un amante de la montaña más que un científico, un naturalista en la tradición de Charles Darwin o Henry David Thoreau. Su predilección son los líquenes, esas excrecencias que semejan musgos en miniatura o costras coloreadas que crecen por doquier incrustadas en los árboles y en las rocas. No se separa de este lugar, en el que ha transcurrido la mayor parte de su vida adulta después de pasar la niñez y la juventud en una ciudad ubicada al sur del parque. A sus 64 años, lo abandona solo en contadas ocasiones. «Se ha convertido en el centro de mi espiritualidad», me confiesa. No es difícil adivinar por qué. La mayor parte del parque carece de pistas de acceso para los vehículos rodados y rara vez es frecuentada por personas. Los más de 5200 kilómetros cuadrados de Wells Gray están salpicados de volcanes y glaciares; sus valles fluviales, las montañas escarpadas, los prados alpinos y los rincones empapados del agua pulverizada por las cascadas albergan una rica biodiversidad. «Me di cuenta de que los líquenes de este lugar son realmente especiales», por estar entre los más diversos del planeta, sonríe satisfecho. La variedad de tipos se cuenta por cientos y la lista no cesa de crecer. Su esmerada atención a este lugar, como la que dedica el conservacionista Aldo Leopold a su querido condado de Sauk, en Wisconsin, le permite ver vínculos que pasan inadvertidos a los demás.

El primer encuentro de Goward con la liquenología tuvo lugar mientras se formaba a sí mismo en las diversas familias de seres vivos. «Me propuse aprender cada año todo lo que pudiera sobre un grupo. Primero escogí las aves, luego las plantas y luego las setas y los insectos.» Cuando llegó el turno de los líquenes, quedó entusiasmado. Desde entonces, pese a su condición de autodidacta, se ha convertido en el experto de la Columbia Británica central a quien muchos consultan, entre ellos climatólogos, geólogos que buscan yacimientos auríferos o biólogos que estudian el caribú. Varias especies de líquenes llevan su nombre. Ha publicado tres guías taxonómicas sobre este grupo de organismos y se ha ganado el puesto de miembro asociado del departamento de botánica en la universidad de esa provincia canadiense.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados