Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2017
Historia de la ciencia

Hace 50, 100 y 150 años

Recopilación de noticias publicadas en Scientific American.
Por Daniel C. Schlenoff

La guerra en el mar, 1917: Un avión de reconocimiento regresa a su buque nodriza por la noche. [SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CXVII, N.o 4, 28 de julio de 1917]

Julio 1967
Fin a la «ley del mono»

«En Tennessee ha sido derogada la “ley del mono”, que prohibía la enseñanza de la evolución en los centros de educación públicos del estado. Esa ley fue aprobada en 1925 y, posteriormente, en ese mismo año, dio lugar al famoso juicio que sentó jurisprudencia y cuyos protagonistas fueron John T. Scopes, el acusado, William Jennings Bryant, la acusación, y Clarence Darrow, la defensa. En sus 11 días, la vista se convirtió en una enconada confrontación entre el fundamentalismo religioso y la teoría biológica; pero el juez consideró que solo eran admisibles pruebas acerca de si Scopes había dado clases o no sobre la evolución, y el acusado fue condenado. La condena fue revocada a causa de un tecnicismo, pero la ley se mantuvo en vigor. En abril de este año, la Cámara Baja de la Asamblea legislativa de Tennessee votó la abolición de esa normativa; en mayo el Senado dio su conformidad y el gobernador aprobó la derogación.»

Memorias de acceso aleatorio

«Desde principios de la década de los cincuenta, la memoria de acceso aleatorio estándar era proporcionada por una estructura de diminutos núcleos anulares hechos de una ferrita, un material de magnetizado fácil. En su forma más simple, el conjunto de los núcleos se organiza ensartando 2n conductores de “palabra” en un sentido y m conductores de “dígito” en el otro sentido. Cada núcleo admite un bit de información que se guarda en función del sentido de la magnetización impuesta; en otras palabras, el núcleo “recuerda” el sentido de la corriente magnetizadora efectiva que lo atravesó la última vez. Los núcleos se cablean en su estructura mediante un engorroso trabajo manual, solo con unos rudimentarios útiles mecánicos.

La situación no deja de ser irónica: el corazón de la computadora, símbolo de por sí de la mecanización, se manufactura por los mismos procedimientos con que antaño se confeccionaban brocados y alfombras. Aun así, las estructuras de núcleos han proporcionado unas memorias de acceso aleatorio fiables y rápidas para prácticamente todas las computadoras hoy en uso. A la vez, un importante logro ha sido producir memorias integradas entre sí en las que el elemento activo y sus conexiones se fabrican mecánicamente en un proceso unitario.»

 

Julio 1917
Vuelo nocturno

«Para mantener el patrullaje aéreo sobre las rutas que siguen las flotas se ha sugerido que los hidroaviones y dirigibles se abastezcan de bombas y combustible desde buques nodriza de la clase oficialmente conocida como “porta-hidroplanos” (véase en la ilustración el aterrizaje nocturno de uno de ellos). Con centenares de aviones cubriendo constantemente desde el aire vastas extensiones de agua, entrañaría un enorme riesgo que los submarinos se mostrasen en la superficie a la luz del día; y, por la noche, los grandes hidroaviones equipados con reflectores harían casi igualmente peligrosa la permanencia de los submarinos en la superficie para cargar las baterías.»

 

Julio 1867
Golosos

«El consumo medio de azúcar en Gran Bretaña durante 1860 fue de 16,4 kilogramos por habitante. En Bélgica, aunque el café no se toma endulzado, el gasto anual de azúcar por habitante se sitúa en 9,5 kilogramos. Entre los campesinos rusos el azúcar es un lujo desconocido, o al menos su uso por la población está restringido a los días de precepto y festividades religiosas, pues el consumo anual no es sino de unos 900 gramos por cabeza. Tras los británicos, el pueblo estadounidense consumimos más azúcar que cualquier otro país del mundo; y si al de azúcar añadiéramos el consumo de melaza y almíbar, cuya cifra conjunta asciende a 9,5 litros por cada hombre, mujer o niño, hallaríamos que ingerimos más alimentos edulcorados que nuestros amigos trasatlánticos.»

 

Lavandería francesa

«La ropa blanca sucia del Grand Hôtel, el Hôtel du Louvre, el Grand Café y otros hoteles y cafés parisinos, es lavada a un ritmo de 40.000 piezas diarias en la lavandería de Courcelles, a unos cinco kilómetros de la terminal de Saint Lazare de los Ferrocarriles del Oeste. La ropa se hierve con jabón y sosa y luego se lava en pilas giratorias, se enjuaga, se seca parcialmente en máquinas centrífugas y acaba de secarse en hornos de aire caliente, los cuales arrastran casi tres kilos de humedad por kilo de carbón quemado; y, por último, se plancha entre rodillos pulidos y se empaqueta, con lo que queda lista para regresar a París.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.