Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 1986
Fisiología

Unión neuromuscular

Nervio y músculo se hallan implicados en el control de la placa motora. Sin embargo, una estructura apenas conocida, la lámina basal, desempeña un papel clave en el mantenimiento y diferenciación de las membranas.

Las células nerviosas, o neuronas, amén de comunicarse entre sí, lo hacen también con las células musculares. A mediados del siglo pasado se había observado ya que, cuando las fibras de un nervio motor se acercaban a las fibras musculares estriadas, los axones perdían su vaina de mielina y, cuando entraban en contacto con la superficie muscular, lo hacían en una zona que era particularmente rica en núcleos. Luego de este primer contacto, el nervio se ramificaba dando origen a una arborización terminal, que variaba de músculo en músculo y también de especie en especie. Posteriormente, con los trabajos realizados a comienzos de este siglo por Jorge Francisco Tello y Santiago Ramón y Cajal sobre la génesis de las terminaciones nerviosas motoras, se pudo establecer que la diferenciación de estas estructuras ocurría tempranamente en el desarrollo.

La unión neuromuscular entre una motoneurona y una célula muscular difiere de una sinapsis interneuronal en varios aspectos. Por su origen: las células nerviosas y musculares derivan de diferentes capas germinales embrionarias; por su distribución: las membranas muscular y nerviosa están separadas por un espacio de 500 angstrom, ocupado por una matriz extracelular amorfa; y por su constitución: el terminal nervioso está cubierto por un tipo de células gliales que no se encuentra en el sistema nervioso central. Sin embargo, cada principio que gobierna la función de las sinapsis interneuronales químicas se ha definido también en la unión neuromuscular; por cuya razón, la descripción de la formación y regulación de la unión neuromuscular puede aplicarse a las conexiones que ocurren en el sistema nervioso central. Más aún, muchas preguntas relacionadas con el desarrollo y regulación de los contactos entre nervio y músculo son repeticiones de otras relativas a problemas más generales de la biología, como lo es el reconocimiento e interacción específica entre diversos tipos celulares.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.