Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 1987
Geometría

Crecimiento fractal

Los fenómenos de crecimiento producen en la naturaleza configuraciones tenues e irregulares llamadas fractales. Hay un tipo de fractal que explica desde la cristalización de ciertos sólidos hasta el movimiento de burbujas en un fluido.

Los investigadores que se dedican al estudio de las grandes agregaciones de materia han de afrontar un problema de suma complejidad. Cada fragmento macroscópico del mundo contiene un número gigantesco de átomos y moléculas, dispuestos con mucha frecuencia en formas complejas y desordenadas. En el caso de los cristales perfectos o de los fluidos en movimiento laminar, la disposición de dichas partículas, examinada a gran escala, es uniforme. En cambio, la mayoría de los fenómenos naturales complicados, como los regímenes de flujos turbulentos de aire y de otros fluidos, la acreción de partículas metálicas en un baño electrolítico y la formación de cadenas montañosas, han literalmente desafiado nuestra capacidad de análisis, no obstante ser mucho lo que acerca de ellos se sabe y comprende.

A lo largo de los 10 últimos años, los científicos y matemáticos han dado grandes pasos hacia el logro de tal comprensión. La idea central, el concepto que ha permitido estos progresos, ha sido la revolucionaria noción de objeto fractal, término acuñado por Benoit M. Mandelbrot, del Centro de Investigaciones Thomas J. Watson, de I.B.M., en Yorktown Heights, Nueva York. Un fractal es un objeto de configuración tenue y esparcida. Si lo ampliamos, nos irá mostrando una serie repetitiva de niveles de detalle, de modo que a todas las escalas a que se examine la estructura que ofrezca será similar. Un objeto fractal presentaría el mismo aspecto observado a la escala de metros, milímetros o micrometros (un micrometro es una millonésima de metro). Mandelbrot ha hecho notar que son muchos los objetos naturales desprovistos de orden que presentan esta propiedad.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.