Pingüino de Magallanes

Los pingüinos patagónicos (Spheniscus magellanicus) llegan a las playas de la Patagonia desde las costas de Brasil o Uruguay tras realizar un viaje de más de 3000 kilómetros. Se dirigen a las aguas subantárticas para reproducirse.

Excavan nidos en el suelo, en forma de hoyo, que conservan durante toda su vida. A inicios de septiembre llegan los machos, que preparan el nido; las hembras llegan unas semanas más tarde. Los nidos resultan esenciales para proteger a los polluelos de los numerosos depredadores: skúas, petreles gigantes y gaviotas.

Presentan un manto muy tupido de plumas, que lubrican continuamente con un aceite que segregan mediante la glándula uropigia. En su conjunto, la cobertura de plumas es casi impermeable; ello hace que, cuando se sumergen, la mayor parte del cuerpo no entre en contacto con el agua. Sólo el pico y las patas pierden calor. Se trata de animales robustos. Su dieta es muy variada, aunque prefieren pulpos, calamares y peces (sardina y pejerrey); consumen también gran cantidad de krill y otros crustáceos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.