Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Seguridad dinámica para automóviles

Las técnicas de seguridad en automoción podrían ofrecernos vehículos que redujesen mucho la posibilidad de sufrir un accidente e incluso que no necesitaran conductor.
Ante mí, la autopista recta y desierta, hasta el horizonte. Aprovecho para mirar la pantalla del salpicadero. Leo deprisa los números que aparecen en ella. Pero cuando vuelvo a mirar a la carretera, ya no veo nada; una densa niebla la ha invadido, conduzco a ciegas. Antes de que se me ocurra apretar el pedal del freno, destella en el parabrisas una señal de alarma inconfundible: el rectángulo rojo de una luz de frenada. Piso a fondo el freno, y se me escapa un exabrupto. Mi vehículo se para en seco; delante, un coche estropeado ha aparecido de pronto entre la niebla.
A mi alrededor se encienden luces y suenan risas extemporáneas. Recuerdo entonces que estoy en la cabina del simulador de prueba de conducción virtual (VIRTTEX, por sus siglas en inglés) del Centro de Investigación e Innovación de Ford en Dearborn, Michigan. Este gran simulador ovoide permite experimentar la conducción en condiciones de realidad virtual absolutamente seguras, aunque muy verosímiles. Las carcajadas que escuchaba provenían de los técnicos del control ante mi momentáneo desconcierto.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.