Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Sistema de posicionamiento global. ¿Cuál es mi lugar en el mundo?

Ahora, toda clase de artículos vienen equipados con receptores del GPS, que informan a los usuarios de su posición exacta sobre la Tierra
Hay navegadores de salpicadero para automóviles, navegadores personales de bolsillo, unidades que dan la distancia entre el golfista y los greens y las trampas de arena y, ante todo, teléfonos móviles. Los transpondedores GPS siguen también la pista de presos en libertad condicional, mascotas perdidas, elefantes migrantes y glaciares en retirada.
Los satélites de posicionamiento llevan decenios emitiendo señales, pero según Per K. Enge, profesor de aeronáutica y astronáutica en la Universidad de Standford, el mercado se está ampliando por la convergencia de tres factores. El tamaño de los circuitos internos de los receptores ha disminuido mucho. Los fabricantes de esos circuitos los venden a los fabricantes de electrónica de consumo por menos de cinco dólares. "Y Apple hizo más visible al GPS", dice Enge, "cuando lo incorporó al iPhone. A los compradores les ha gustado mucho, prueba de que el deseo existía."

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.