Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 2016
Comunicación científica

La república de la ciencia

La agencia SINC, periodismo con vocación de servicio público.

Las bibliotecas de las facultades de ciencias de la universidad donde estudié física eran islas de paz en medio de mi ajetreada vida de estudiante. Allí tenía un espacio donde concentrarme en silencio y, sobre todo, donde encontrar los libros que necesitaba para aprobar las asignaturas. Eran obras muy codiciadas, más aún cuando se acercaban los exámenes. Mucho menos solicitados estaban los libros de divulgación y las revistas. Entre ellas, Investigación y Ciencia y Mundo Científico fueron mis primeros contactos con la divulgación de alto nivel. Al acabar la carrera, seguí yendo a la biblioteca para encontrar una fuente fiable de noticias en unos años en los que empezaba a hacer pinitos en el periodismo científico. Investigación y Ciencia fue mi referencia sobre actualidad científica.

Han pasado ya dos décadas desde que tuve mi primer contacto con la edición española de Scientific American y el mundo del periodismo científico ha cambiado radicalmente. Ya no necesito desplazarme hasta la biblioteca de mi antigua facultad para estar al día; la Red me provee de información sobre actualidad científica a diario. Incluso la página web de Investigación y Ciencia ofrece en abierto una nutrida selección de noticias de ciencia, además de los fantásticos SciLogs, blogs de referencia internacional para el debate y la reflexión científica.

En este tiempo, he pasado por diversos medios (papel, radio y web); especializados y generalistas; como colaboradora y en plantilla. Desde 2011, soy redactora jefa de SINC, la agencia pública de noticias de ciencia, tecnología, salud y medioambiente. El mero hecho de que en España exista un medio de estas características, auspiciado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), habla sobre la importancia que ha cobrado el periodismo científico en nuestro país.

La agencia SINC nació en 2008, cuando la FECYT apostó por fomentar la cultura científica de la sociedad a través del periodismo creando una web de noticias científicas con licencia Creative Commons y vocación de servicio público. El periodismo que ejerce SINC hace que la ciencia llegue al gran público por dos vías: directamente desde nuestra web, e indirectamente a través de los más de mil periodistas de todo el mundo que son usuarios de SINC y que republican nuestros contenidos en los medios de comunicación masivos. Todos los principales medios españoles y un gran número de internacionales, en especial los latinoamericanos, utilizan SINC como fuente de información.

SINC difunde noticias, reportajes, entrevistas, fotografías y vídeos elaborados por nuestro equipo, que está formado por una plantilla de seis periodistas especializados en ciencia, además de una nutrida red de colaboradores: periodistas, infografistas, ilustradores y fotógrafos. Los contenidos tienen una licencia Creative Commons y pueden reproducirse total o parcialmente, siempre y cuando se cite la fuente.

Desde el nacimiento de SINC, hace más de ocho años, hasta ahora, el proyecto ha crecido y la agencia se ha consolidado como una referencia del periodismo científico en español hecho con rigor y de manera atractiva, sin olvidar que nuestro objetivo es captar el interés del público.

Pero no todo son buenas noticias. Los periodistas científicos afrontan hoy el gran reto de hacer su trabajo sostenible: ¿cómo sobrevivirá la ciencia en un medio generalista si en algunas redacciones se pide a la sección de ciencia que iguale en clics a la de cotilleos? ¿Qué sustituto al viejo modelo empresarial basado en la publicidad mantendrá con vida a los medios?

Llegar a los 40 tiene mérito, pero más lo tiene haberlo hecho con un medio de alta divulgación científica en estos convulsos años de crisis editorial global. Y, además, sin perder la esencia de la primera juventud: el análisis en profundidad, accesible para un público dispuesto a impregnarse de la pasión por la ciencia. Enhorabuena.

Artículo incluido en

Comunicar la ciencia en el siglo XXI

    • VV. AA.

Catorce de las personalidades más destacadas de la comunicación científica en España reflexionan sobre la apasionante y compleja tarea de acercar la ciencia a la sociedad.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.