Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La población cantábrica de oso pardo

La huella genética obtenida a partir de muestras no invasivas, como heces y pelos, permite seguir el rastro de los individuos y los genes en la población.
© iStockphoto/graeme purdy
La población cantábrica de oso pardo (Ursus arctos) es la única población de osos autóctonos de la península Ibérica. Consta de un centenar de individuos distribuidos en dos subpoblaciones: la oriental (Cantabria, Asturias y Castilla y León) y la occidental, más numerosa y con mejores perspectivas de supervivencia (Galicia, Asturias y Castilla y León).
Debido al reducido censo de su población, el oso se ha considerado una especie en peligro de extinción en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Uno de los primeros pasos en la conservación de una especie amenazada consiste en valorar su diversidad genética actual y la distribución de esa diversidad en la población.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.