Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2014
Cognición

En el estudio de audición

THOMAS FUCHS

La música ejerce una profunda influencia en las personas. Numerosas investigaciones atestiguan su hondo impacto en el comportamiento y la cognición a todas las edades. Una nueva sala de conciertos-laboratorio será la primera instalación destinada ex profeso al estudio del efecto de la música en el cerebro. El Gran Laboratorio del Entorno Virtual Interactivo (LIVElab, por sus siglas en inglés) de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, inaugurado este otoño, será un espacio abierto para que neurocientíficos, fisiólogos y psicólogos sometan a prueba sus hipótesis acerca de la interpretación, la dinámica de la audiencia y la improvisación musical. Ya hay lista de espera para tocar en la sala, que cuenta con un aforo de 96 butacas.

EFECTO HERMANADOR
Todas las culturas del mundo conocen la música; esa es una de las razones por la que los antropólogos la consideran un rasgo definitorio de la humanidad. E interpretar música con otros influye en nuestra percepción del prójimo: se ha demostrado que las personas que experimentan juntas la música son más proclives a considerar a sus colaboradores como valiosos o agradables. Para descubrir más sobre el efecto de la música en los grupos, los investigadores del LIVElab analizarán las emociones durante las actuaciones mediante la electroencefalografía (EEG), monitores de frecuencia cardíaca y sensores para la respiración y el sudor. También recurrirán a cámaras infrarrojas captadoras de movimientos para observar el modo en que estos se contagian entre las personas, como cuando el balanceo de la cabeza se extiende entre los oyentes.

LA ACÚSTICA DEL APRENDIZAJE
¿Es mejor para el cerebro trabajar en un cubículo? ¿Ayuda a retener información el runrún de la cafetería? Por medio de EEG y de las respuestas conductuales de los estudiantes, los científicos del LIVElab analizarán los factores acústicos que influyen en un entorno de aprendizaje.

MEJORES AUDÍFONOS
Los audífonos no suelen probarse en condiciones de ruido. El LIVElab dispondrá de un sistema acústico activo (dotado de 75 altavoces y 28 micrófonos) para sumir la sala en un silencio de ultratumba o en el bullicio de un restaurante, entre otros escenarios, y analizará las prestaciones de los modelos de audífonos en condiciones diversas.

AHORA, TODOS A LA VEZ
Otra cuestión de interés es cómo se sincronizan los cerebros sin mediación de la comunicación verbal y cómo logran corregir los errores con la velocidad del rayo. Por medio de EEG y la captura de movimientos, los investigadores del LIVElab pretenden estudiar la coordinación de los músicos durante la interpretación de una pieza musical o la sincronización de los bailarines a la hora de ejecutar un paso importante.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.