Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 1978
Zoología

El sistema de apareamiento de lek del gallo de las artemisas

En un sistema de lek un gran porcentaje de hembras se aparea con un reducido porcentaje de machos. Se examina con detalle el modo en que actúa tal sistema en el gallo de las artemisas de las montañas Rocosas.

De todos los rituales extravagantes en el cortejo animal, pocos son tan impresionantes como el sistema de apareamiento de lek del gallo de las artemisas (Centrocercus urophasianus). En las elevadas mesetas cubiertas de artemisas de las montañas Rocosas ambos sexos se congregan durante la estación de reproducción en terrenos de exhibición comunales, llamados leks (originalmente una palabra escandinava que significa juego). Allí, los machos se exhiben reiteradamente. Aunque en un lek pueden reunirse 50 o 60 machos de gallo de las artemisas, la mayoría de las hembras visitantes copulan sólo con uno o dos machos, siempre los mismos; el gran número restante de éstos no encuentran compañera.

El sistema de apareamiento del lek, caracterizado por una asociación transitoria de ambos sexos en un lugar regular y por un éxito copulador extremadamente desigual entre los machos, se ha desarrollado entre especies de aves emparentadas muy lejanamente, entre las cuales se cuentan ciertos tetraónidos (urogallos y lagópodos), aves del paraíso, correlimos y andarríos, tejedores y manaquines y cotingas de América Central y del Sur. Se encuentra también en algunos insectos, peces y mamíferos. Por ser este sistema un caso tan claro de apareamientos desiguales por parte de los machos ha ejercido desde siempre cierta fascinación en los zoólogos. Pensé que un ejemplo tan extremo como el del gallo de las artemisas podría clarificar algunos principios generales de los sistemas de apareamiento de los animales, y por esta razón emprendí un estudio de tres años de duración sobre el apareamiento del gallo de las artemisas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.