¿Ver es creer?

La manipulación digital de imágenes ha desvirtuado la prueba fotográfica.

En septiembre de 1993, los periódicos amanecieron con una instantánea casi increíble, en la que Isaac Rabin, primer ministro de Israel, y Yasser Arafat, presidente de la Organización para la Liberación de Palestina, se estrechaban las manos en el césped de la Casa Blanca ante el presidente Bill Clinton. En 1988, la revista Life publicaba una foto igualmente asombrosa, la de Arafat saludando cálidamente al entonces primer ministro Isaac Shamir bajo la mirada aprobadora del presidente Ronald Reagan. Una de estas imágenes registraba un acontecimiento auténtico. La otra era una composición, una manipulación informática.

Podemos confeccionar "fotografías" trucadas, como las anteriores, mediante programas muy difundidos de "pintura" y procesamiento de imágenes, que permiten organizar, colorear y transformar los elementos que componen una escena. Esos mismos programas combinan fragmentos de imágenes diferentes y los integran en una nueva imagen. Otros programas generan imágenes sintéticas de calidad fotográfica, aplicando refinadas técnicas de proyección y sombreado en perspectiva a modelos digitales de escenas tridimensionales, que ya son de uso habitual en la presentación de proyectos arquitectónicos y en la creación de efectos especiales en cinematografía.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.