Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2010
Cosmología

¿Puede terminar el tiempo?

Sí y no. El final del tiempo se antoja por un lado imposible y, por otro, inevitable. Algunos avances recientes proponen una solución a esta paradoja.
silvia angles, instituto de ciencias del mar, csic
Nuestra experiencia cotidiana nos dice que nada acaba por completo. Al morir, la materia de la que hoy se compone nuestro cuerpo regresará a la tierra y al aire y, antes o después, participará en la creación de nueva vida. En cierto modo, la existencia se perpetúa. Pero ¿continuará tal proceso indefinidamente? ¿Podría llegar un momento más allá del cual no hubiera ningún "después"? La física moderna sugiere una respuesta afirmativa: el mismo tiempo podría terminar. Toda actividad cesaría y no habría renovación ni recuperación.
La teoría en la que se basa nuestra comprensión actual de la gravedad (la relatividad general) contempla semejante panorama. Con anterioridad a Einstein se pensaba en el tiempo como en una especie de tambor universal, un son constante a cuyo ritmo marcha el cosmos sin variar, vacilar o detenerse. Pero Einstein demostró que ese ritmo del universo no es tan monótono. El tiempo puede frenarse o acelerarse. Según la relatividad general, la fuerza de la gravedad no es sino una manifestación de semejantes cambios de ritmo: los objetos en caída libre se ven atraídos hacia lugares en los que el tiempo transcurre más despacio. Por otra parte, no sólo el tiempo afecta a la dinámica de los cuerpos, sino que también la materia modifica el transcurso del tiempo; algo así como si hablásemos de percusionistas y bailarines que se influyen mutuamente. Es por ello que, en principio, cuando se somete la materia a circunstancias extremas, éstas pueden hacer que el tiempo se esfume por completo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.