Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2011
Inteligencia artificial

¿Máquina o humano?

Para crear personajes de videojuegos más realistas, los investigadores se basan en modelos cognitivos de la mente.
RAÚL ARRABALES MORENO Y JORGE MUÑOZ FUENTES/Departamento de informática/Universidad Carlos III de Madrid
La consciencia artificial constituye un campo de investigación multidisciplinar cuyo objetivo consiste en comprender los mecanismos que originan la consciencia en el cerebro humano y replicarlos en dispositivos artificiales. Una de sus numerosas aplicaciones se orienta hacia el desarrollo de agentes artificiales, como robots autónomos o personajes de videojuegos, cuyo comportamiento emule al de un ser humano.
Para decidir si la conducta de una máquina resulta tan inteligente como la de un humano, el matemático Alan Turing describió hace más de 60 años la prueba que hoy se conoce como test de Turing. En su versión original, consiste en pedir a una persona, que actúa a modo de «juez», que converse por escrito y mediante un terminal con dos interlocutores sin identificar: una máquina y un ser humano. Si, después de charlar con ambos durante un tiempo razonable, el juez no logra adivinar quién es quién, la máquina puede ser considerada tan inteligente como una persona. Hasta la fecha, ninguna máquina ha superado el test de Turing.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.