Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

El sistema español de ciencia y técnica

Los indicadores de estado del sistema de investigación y desarrollo muestran la existencia de un hiato creciente entre la investigación científica y el desarrollo técnico españoles. Urge corregir tal desarticulación.
Las relaciones entre la investigación científica y el desarrollo técnico están vinculadas históricamente a la revolución industrial, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo xix, cuando aparecen los primeros laboratorios industriales. Desde entonces, los lazos entre ambos tipos de actividad han ido estrechándose, en la medida en que la técnica, la competitividad industrial y el desarrollo económico se han hecho progresivamente dependientes del avance del conocimiento científico. De ahí la preocupación por la coordinación de las políticas económica y científico-técnicas y el peso relativo de los instrumentos públicos de promoción frente a la iniciativa empresarial en el desarrollo. En cualquiera de los supuestos es imprescindible disponer de un conocimiento lo más definido posible de lo que se ha convenido en denominar Sistema de Ciencia y Técnica (SCT). Por tal se entiende el conjunto estructurado de recursos y actividades relacionadas con la producción y difusión del conocimiento científico y su incorporación a los procesos de producción de bienes y servicios.
El conocimiento de la estructura, dimensiones y funcionalidad del SCT está íntimamente asociado a la disponibilidad de un sistema de medición y valoración continuado, cuyo principal exponente son los indicadores de actividad científica y técnica, implantados en los países de la OCDE desde 1961 y recogidos en publicaciones bienales. Los indicadores de la OCDE miden los recursos del sistema en términos de personal y gastos en investigación y desarrollo (I+D) según el origen de los fondos, sector de ejecución, objetivo socioeconómi­co y tipo de actividad, incluyendo en el caso de las empresas un análisis sectorial pormenorizado. Pero se carece de un sistema estándar para medir los resultados directos de la actividad I+D.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.