Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Diciembre de 1996
Microbiología

Vida en las profundidades de la Tierra

El descubrimiento reciente de microorganismos que habitan en el interior de la corteza terrestre podría revelar indicios sobre el origen de la vida.
Los organismos unicelulares --bacterias, hongos y protozoos-- medran por doquier en la superficie terrestre. Habitan en las aguas hirvientes de las fuentes termales y en los suelos frescos de los jardines. Los microorganismos aportan servicios esenciales a otras criaturas mediante la descomposición de productos de desecho y la formación de nutrientes. Pero también los hay que dañan a los organismos superiores, en los que producen infecciones y enfermedades. Para nuestra fortuna, la ciencia ha aprendido a controlar muchos de estos efectos perniciosos y ampliar, por contra, las vías a través de las cuales los microorganismos reportan beneficios para el hombre.
Durante miles de años, el hombre ha venido aprovechándose de las actividades metabólicas de los microorganismos para fabricar queso, vino y pan. Pero hasta mediados del siglo xx no logró domeñar los microorganismos para que sintetizaran antibióticos y otros productos farmacéuticos. Hoy en día, se recurre a los microorganismos para múltiples cometidos: control de plagas, tratamiento de aguas residuales y degradación de vertidos de crudo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.