Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2000
Ecología

Lluvia y bosque mediterráneo

El agua de lluvia incidente en un ecosistema cambia de composición y volumen hasta reaparecer en superficie, tras su paso por el suelo.
La lluvia es el primer proveedor de agua de las comunidades vegetales. Arrastra consigo elementos químicos de interés, cuya cuantía varía de un día a otro y de una estación a otra. Del agua que cae de la atmósfera, cierta porción queda retenida por las hojas y ramas del dosel arbóreo, expuesta a la evaporación.
El agua que atraviesa el dosel arbóreo y arbustivo, agua de trascolación, arrastra a su vez los elementos químicos de la cubierta vegetal. Súmense a ello, en la estación seca, los aerosoles o polvos atmosféricos que se depositan durante la sequía y que se disuelven parcialmente al inicio de la estación húmeda.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.