Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 1987
Cosmología

Materia oscura del universo

Hay materia que escapa a nuestra vista. Los movimientos de las estrellas y las galaxias nos indican dónde se encuentra una parte, pero la teoría sugiere que hay mucha más. ¿Qué es y dónde está?

¿De qué está formado el universo? ¿Qué clase de materia es la más abundante? ¿Cuánta hay? ¿Cómo está distribuida? Estas cuestiones, de las que siempre se ocupó la cosmología, se han vuelto a plantear con renovado interés en los últimos años a medida que se han venido acumulando datos a favor de la teoría según la cual la mayor parte de la masa del universo es oscura —invisible para cualquier telescopio o cualquier otro dispositivo observacional existente— y a medida que los avances en física de altas energías y en astrofísica han permitido nuevas predicciones acerca de la composición y distribución de esta forma de materia, posiblemente exótica.

Ya disponemos de pruebas suficientes para afirmar que la materia visible de las galaxias constituye tan sólo el 10 por ciento de la masa galáctica real. El resto, aún no detectable por los observadores terrestres, probablemente está repartida en el interior de cada galaxia y a su alrededor. De acuerdo con ciertas consideraciones teóricas, quizás eso fuera sólo la punta de un «iceberg» cósmico de materia oscura: podría haber cantidades mucho mayores de materia oscura distribuidas por todo el universo, en configuraciones independientes de la repartición de galaxias. Y a lo mejor la explicación de esa masa requiere que existan nuevas formas de materia.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.