Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 2015
Entorno urbano

Patios escolares y ejercicio físico

GETTY IMAGES

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., niños y adolescentes deberían hacer al menos una hora de ejercicio físico al día. Sin embargo, menos de la mitad de los niños estadounidenses de entre 6 y 11 años satisface ese requisito; entre los adolescentes de 12 a 19 años, solo lo cumple un 8 por ciento. La escuela promueve la actividad física, ya que los niños pueden llegar a practicar el 40 por ciento del ejercicio diario que necesitan durante las horas de recreo. Pero ¿cómo invierten exactamente el tiempo?

Un estudio reciente realizado en Dinamarca ha arrojado interesantes datos al respecto. Tras equipar a cientos de escolares de entornos urbanos con acelerómetros y dispositivos GPS, los investigadores analizaron sus movimientos a lo largo del día. Henriette Bondo Andersen, del departamento de ciencias del deporte y biomecánica clínica de la Universidad del Sur de Dinamarca, y otros colaboradores se valieron de esos datos para estudiar el comportamiento de los alumnos durante los recreos y, en particular, si el tipo de patio (de hierba, asfaltado, etcétera) guardaría alguna relación con su actividad física.

Los autores observaron que los niños practicaban más ejercicio en las zonas con hierba o áreas de juegos. Los patios de cemento, en cambio, incitaban a una mayor pasividad. En los cinco tipos de entorno investigados, las chicas se mostraron más sedentarias que sus compañeros varones. Los resultados (abajo) aparecerán publicados este mismo mes en la revista Landscape and Urban Planning.

Saber qué elementos tienden a propiciar una mayor actividad física durante los recreos ayudaría a promover la construcción de tales espacios en las escuelas. «Estamos colaborando con siete colegios que se han propuesto incluir zonas de baile, escalada, patinaje y cama elástica en sus patios», señala Andersen. «El objetivo consiste en diseñarlos de una manera que facilite que los chicos elijan permanecer activos.»

Actividad-recreo.jpg

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.