Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Predecir el éxito de las especies invasoras

El mayor reto de la biología de invasiones.

La cotora argentina Myiopsitta monachus es un ave invasora de origen sudamericano que se ha asentado con éxito, principalmente en los grandes núcleos urbanos del litoral mediterráneo español.

Cuando en 1975 se observó la primera pareja de cotorras argentinas Myiopsitta monachus —una especie originaria de América del Sur— viviendo en libertad en un parque de Barcelona, nadie podía imaginarse lo que iba a suceder. En menos de 25 años, la población se multiplicó de forma exponencial. En 2001 contaba ya con más de 1400 individuos.

Hoy en día la cotorra argentina, una de las aves más abundantes de la ciudad y alrededores, empieza a incidir de forma preocupante sobre la producción de frutas y hortalizas, además de provocar molestias a los ciudadanos y perjudicar seriamente a los árboles de parques y jardines.

Casos como el de la cotorra argentina en Barcelona plantean una cuestión controvertida entre los científicos: ¿Se puede prever con cierta exactitud si una especie exótica llegará a establecerse en un nuevo lugar? Poder predecir el éxito de las invasiones representaría una herramienta básica para hacer frente al impacto ecológico, económico y sanitario de las especies invasoras, ya que las estrategias de erradicación y control han resultado ser muy costosas y poco eficaces.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.