Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 19/10/2018 - ECOLOGÍA

    La biodiversidad también puede desestabilizar los ecosistemas

    La riqueza de especies aumenta la estabilidad temporal del ecosistema, pero disminuye su resistencia frente a un aumento de la temperatura.

  • 18/10/2018 - Sordera

    ¿Restaurar la pérdida de audición?

    Experimentos realizados en ratones identifican una proteína cuya estimulación promovería la regeneración de las células sensoriales dañadas por el exceso de ruido o la edad.

  • 17/10/2018 - astronomía

    Pero ¿cómo se forman realmente los planetas?

    Como un coche que pesa el doble que el acero con que lo hicieron, los exoplanetas tienen una masa mucho mayor que el material del que surgen. Este nuevo hallazgo pone en entredicho las teorías de la formación planetaria.

  • 17/10/2018 - Comportamiento

    Por qué vivir en pareja engorda

    Los hábitos comunes que se adquieren durante la convivencia son los responsables del aumento de peso.

  • 16/10/2018 - astronomía

    Grandes penitentes de Europa

    Recuerdan a los nazarenos de una procesión, con sus ropas blancas y sus capirotes. Son unas agudas cuchillas de hielo que se juntan a cientos en neveros o campos de hielo. Y no las hay solo en la Tierra.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Octubre 2018Nº 505

Antropología

Neandertales y humanos modernos en la península ibérica: encuentros y desencuentros

Los cambios biológicos y culturales que se produjeron en Europa hace unos 40.000 años, con la llegada de los humanos modernos y la extinción de los neandertales, son objeto de un intenso debate, en el que la península ibérica desempeña un papel fundamental.

Menear

Hace unos 40.000 años se produjo en Europa uno de los episodios de cambio más trascendentales de la historia de la humanidad, tanto desde un punto de vista biológico como cultural. Por un lado, desaparecieron los neandertales (Homo neanderthalensis), que habían habitado Europa desde hacía más de 300.000 años, y llegaron los humanos anatómicamente modernos (Homo sapiens), los cuales habían evolucionado en África e iniciado su dispersión por el resto de los continentes. Por otro lado, se produjo el paso del Paleolítico medio al Paleolítico superior. Tal paso se corresponde con una modificación sustancial en numerosos aspectos de la cultura material, desde la fabricación de herramientas hasta la expresión simbólica, y refleja transformaciones notables en las relaciones sociales y en la organización de los grupos humanos.

Hay quien ha caracterizado esta serie de cambios como una auténtica revolución humana, equiparable por su trascendencia a otros episodios posteriores, como las revoluciones Neolítica o Industrial. Pero, a diferencia de estas, la primera tiene el interés añadido de presentar una combinación de aspectos biológicos y culturales, lo que pone encima de la mesa el debate sobre los fundamentos biológicos y genéticos del comportamiento. Está ampliamente extendida la opinión de que la causa última de esa transformación radicaría en que los neandertales carecerían de las capacidades cognitivas y conductuales para desarrollar un comportamiento plenamente moderno, razón por la cual no pudieron competir con el recién llegado Homo sapiens. En cambio, algunos piensan que las causas hay que buscarlas en dinámicas sociales y económicas similares a las que han generado otras grandes transformaciones a lo largo de la Historia.

Este ha sido uno de los aspectos principales en la investigación antropológica y arqueológica desde siempre, pero especialmente a partir de los años ochenta del siglo pasado, cuando los avances en el campo de la datación radiométrica comenzaron a construir un marco cronológico relativamente preciso. Las dataciones son importantes porque determinan una de las cuestiones esenciales desde los inicios del debate: ¿llegaron a coexistir las poblaciones de neandertales y humanos modernos en algunas regiones de Europa? Y, en caso afirmativo, ¿qué clase de relaciones se establecieron entre ellos? ¿Se evitaron mutuamente como especies sin nada en común e incapaces de comunicarse? ¿O, al contrario, llegaron a producirse contactos con consecuencias desde el punto de vista genético o cultural? En última instancia, ¿qué función cumplió el Homo sapiens en la extinción de los neandertales?

Las investigaciones llevadas a cabo en los últimos 30 años han permitido resolver alguno de esos interrogantes, pero hay que reconocer que sobre la mayoría de ellos seguimos discutiendo y carecemos de respuestas que sean aceptadas por el conjunto de la comunidad científica.

La península ibérica ha desempeñando un papel central en esta controversia, sobre todo con respecto a una de las cuestiones fundamentales enunciadas: la de la posible contemporaneidad o coexistencia de las dos especies. Algunos datos publicados en los años 80 y 90 del siglo pasado sugerían un largo período de coexistencia a escala peninsular. Esto abría la puerta a una interacción muy prolongada entre ambas poblaciones, con implicaciones tanto a nivel genético como cultural. No obstante, el desarrollo de la investigación a lo largo de los últimos años no ha acabado de confirmar de forma clara dicha coexistencia, por lo que el grado de interrelación entre neandertales y humanos modernos en la península ibérica sigue siendo actualmente objeto de controversia.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados

Revistas relacionadas