Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 20/02/2018 - Geofísica

    Coros y auroras (con un vídeo)

    Una teoría explicaba un tipo de auroras boreales y australes que presentan características periódicas. Un satélite artificial japonés ha comprobado que es correcta. Un vídeo creado por los científicos del proyecto exhibe representaciones de los «sonidos» de las ondas electromagnéticas, conocidas como «coro» o «estribillo», que intervienen en el fenómeno y de las trayectorias de los electrones generadores de esas auroras.

  • 20/02/2018 - Párkinson

    ¿El ion calcio favorece el desarrollo de la enfermedad de Parkinson?

    El catión, además de modular la interacción entre las vesículas sinápticas y la alfa-sinucleína, podría promover la agregación de esta proteína.

  • 19/02/2018 - Materiales

    Las fibras de seda pueden confinar la luz

    El hallazgo promete aplicaciones en ingeniería, biomedicina y el diseño de metamateriales.

  • 18/02/2018 - Seguridad nuclear

    De Mayak al Gran Sasso. Una explicación para una nube radiactiva

    En el otoño de 2017 los aparatos de medida lo captaron por toda Europa: una nube radioactiva se había extendido por el continente hacia el oeste desde los Urales. Ahora hay una posible explicación.

  • 16/02/2018 - Epidemias

    Un ingrediente común en los dentífricos podría ayudar a combatir la malaria

    Se descubre que el triclosán, presente en varias pastas de dientes, altera el ciclo biológico del parásito responsable de la enfermedad. El hallazgo ha sido realizado por un robot inteligente.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Noviembre 1989Nº 158

Meteorología

Una atmósfera cambiante

La actividad humana está alterando la compleja mezcla de gases que forman la atmósfera. Algunos efectos, como la lluvia ácida y la contaminación, han alcanzado ya niveles preocupantes; quizá no sean ésas las únicas sorpresas.

Menear

La atmósfera terrestre nunca ha estado libre de cambios. Sus composición, temperatura y capacidad de autolimpieza han va riado desde que se formó el planeta. Pero el ritmo adquirido en los dos últimos siglos ha sido clamoroso, sobre todo en lo que a la composición se re fiere, que ha cambiado con una celeridad desconocida en cualquier otra época de la historia humana.

Los efectos de los cambios que se están produciendo, y que se manifiestan con creciente claridad, abarcan la deposición ácida por la lluvia y otros meteoros, la corrosión de los materiales, la bruma urbana y la debilitación del escudo de ozono estratosférico (O3), que protege la Tierra de la dañina radiación ultravioleta. Quie nes estudian la atmósfera piensan que el planeta no tardará en calentarse debido a la intensificación del efecto de invernadero, el calentamiento de la Tierra por los gases que absorben radiación infrarroja, emitida por la superficie del planeta tras ser calentada por el Sol, y la envían luego a la Tierra. Esto podría producir alteraciones climáticas que quizá fueran espectaculares.

Puede conseguir el artículo en:

Artículo individual

BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? Recibe el nuevo boletín de actualidad con nuestros mejores contenidos semanales gratuitos (noticias y posts). Si lo deseas también puedes personalizar tu suscripción. BOLETÍN ACTUALIDAD¿Quieres estar al día de la actualidad científica? ¡Recibe el nuevo boletín de contenidos gratuitos! Ver más boletines.