Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

¿Sobrevivirá el mar Muerto?

El riego y la minería están secando el lago, pero la colaboración entre Israel, Jordania y la Autoridad Palestina podrían salvar este mar sagrado.

CORTESÍA DE NASA Y USGS

El mar Muerto es un lugar misterioso: la superficie topográficamente más baja del planeta, considerada la tierra de Sodoma y Gomorra, una supuesta fuente de aguas terapéuticas y, a pesar del nombre, un valioso tesoro con una vida microbiana inusual. En cambio, su futuro resulta del todo previsible. Tras siglos de estabilidad mantenida por el delicado equilibrio entre el aporte de agua dulce del río Jordán y la evaporación bajo el incesante sol de Oriente Medio, en la actualidad el lago está desapareciendo.
Jordanos al este, israelíes al oeste y sirios y libaneses al norte están extrayendo tanta cantidad de agua dulce de la cuenca fluvial que apenas llega agua al mar. Paralelamente, Israel y Jordania bombean agua del lago para extraer minerales de interés, con lo que aceleran su deterioro. En las orillas de este lago en retroceso se han originado miles de dolinas, con el consiguiente hundimiento del terreno. Este fenómeno ha afectado al turismo y al desarrollo costero, ya que no puede predecirse el lugar donde colapsará la siguiente dolina, que podría engullir edificios, carreteras o personas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.