Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Octubre de 1994
Política internacional

Los submarinos del Tercer Mundo

La proliferación de submarinos puede convertirse en una amenaza para las fuerzas navales establecidas y poner en peligro los equilibrios regionales.

En la primavera de 1993, Irán inició, en el golfo Pérsico, las pruebas de mar del primero de los submarinos de la clase Kilo que había comprado a Rusia. Su posesión le permite cerrar el estrecho de Ormuz, angosto canal por donde circula la cuarta parte del petróleo mundial.

Mientras duró la guerra fría, la misión principal de la Armada estadounidense era la del seguimiento de los submarinos nucleares soviéticos. Superado ese riesgo, han surgido prioridades contradictorias. Por un lado, las crecientes fuerzas navales del Tercer Mundo emergen como una amenaza contra la capacidad de la Marina norteamericana de operar en aguas costeras del globo entero. Por otro lado, el sector industrial que suministraba el material militar necesario durante la guerra fría presiona para que EE.UU. se una a aliados y enemigos de antaño en el suministro de submarinos de propulsión diésel, de tipo muy avanzado, a los países en vías de desarrollo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.