Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

¿Cómo se engrosa un tronco?

Una capa de células madre produce a la vez células del xilema hacia el interior y del floema hacia el exterior.

Bifacial cambium stem cells generate xylem and phloem during radial plant growth. Dongbo Shi et al. en Development, art. n.o 10.1242/dev.171355, enero de 2019. Cortesía de Thomas Greb, Universidad de Heidelberg.

Para que puedan crecer a lo alto, soportar su propio peso y suministrar nutrientes a los órganos, los árboles deben desarrollar ramas y troncos gruesos. Todo ello lo logran con ayuda del llamado crecimiento secundario. Un equipo de investigación dirigido por Thomas Greb, de la Universidad de Heidelberg, ha aportado más detalles sobre el proceso.

El denominado cámbium, una capa de células que se dividen y se multiplican con rapidez, es el responsable del engrosamiento de las plantas. Se sitúa entre la región leñosa, en el interior del tallo (el xilema, los vasos que transportan la savia bruta) y la región del líber, en el exterior (el floema, los vasos que transportan la savia elaborada). Con el objetivo de averiguar qué ocurre con las células recién formadas, el equipo de Greb ha llevado a cabo unos experimentos con brotes de Arabidopsis thaliana, el principal organismo de referencia para los fitobiólogos. En sus experimentos, los científicos modificaron genéticamente las células del cámbium para que sintetizaran proteínas fluorescentes que emitieran luz bajo unas condiciones adecuadas de excitación luminosa. Al dividirse, las células modificadas transferían su capacidad de fluorescencia a las células hijas. Tras dejar crecer el brote durante unos días, los investigadores examinaron secciones transversales del tallo. En ellas se apreciaban células fluorescentes —es decir, descendientes del cámbium— tanto en la región leñosa (página derecha) como en el líber (izquierda): dibujaban dos bandas verdes que atravesaban el paisaje celular (lila). Por tanto, en el tronco, las células del cámbium ceden sus células hijas a ambos tejidos, es decir, producen tanto madera como líber.

[El artículo completo (PDF) incluye una micrografía de 2 páginas donde se aprecia el detalle del sistema vascular de Arabidopsis thaliana.]

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.