Einstein y los comienzos de la física cuántica: de la osadía al desencanto

Einstein consideró revolucionarias algunas de sus ideas sobre la física cuántica. Un calificativo que no empleó en ninguna otra ocasión; ni siquiera al referirse a su teoría de la relatividad. Pero su osadía no le condujo al éxito pleno.
Si se realizase una amplia encuesta acerca de cuáles han sido las grandes aportaciones de Albert Einstein (1879-1955) a la física, es seguro que su archifamosa teoría de la relatividad sería con mucho la más citada. También es posible que en buena parte de las respuestas no se hiciera mención a ninguna otra de sus contribuciones. Por eso tal vez resulte sorprendente conocer esta opinión de Max Born, premio Nobel de Física de 1954: "Einstein habría sido uno de los más grandes físicos teóricos de todos los tiempos incluso si no hubiera escrito una sola línea sobre la teoría de la relatividad".
Aquí nos vamos a referir a las aportaciones del mito a un campo que cultivó con pasión y dedicación extrema a lo largo de medio siglo. Seguiremos la estela de su pensamiento acerca de las ideas que hicieron posible la aparición de la mecánica cuántica, la teoría que se ha mostrado como la adecuada para explicar el comportamiento de la naturaleza a nivel atómico. Einstein calificó de "revolucionaria" su contribución a este campo. Un calificativo que jamás empleó en relación con ninguna otra de sus originales ideas; ni siquiera al referirse a la relatividad.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.