Epidemiología del SIDA en España

En 1981 se diagnosticaba en España el primer caso de SIDA. Siete años después, el último registro oficial elevaba esa cifra a 1471 pacientes; en buena parte son drogadictos y homosexuales.

El problema del SIDA en España comienza con el diagnóstico del primer caso, en 1981, en un homosexual masculino. Un año después se registran dos casos más en drogadictos que se inyectan por vía intravenosa y otros dos en receptores de productos hemoderivados. En 1983 aparecen ya 12 casos, repartidos entre drogadictos por vía intravenosa (tres afectados), homosexuales masculinos (cuatro), un homosexual y drogadicto a la vez y, por último, cuatro pacientes más que lo han contraído en la recepción de hemoderivados.

En 1982, y en los Estados Unidos, país que pasó de 257 casos registrados en febrero a 514 en julio de ese año, se diseña la definición de caso por parte del Centro para el Control de las Enfermedades de Atlanta, o CDC como se le abrevia por sus siglas en inglés. Esa definición reza así: "presencia de una enfermedad diagnosticada de forma fiable, indicativa, al menos moderadamente, de un déficit de la inmunidad celular subyacente, con ausencia de ninguna causa de inmunodeficiencia o disminución de la resistencia que esté asociada con la presentación de dicha enfermedad"; la definición fue prontamente adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de las naciones.

En España, en mayo de 1983, cuando sólo había nueve casos registrados, se crea la comisión nacional de trabajo sobre el SIDA, que adopta la definición del CDC y un protocolo normalizado. (En aras de la verdad histórica debemos precisar que en mayo de 1983 sólo se había reconocido en España dos casos, los restantes se reclasificaron después por la fecha de diagnóstico.)

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.