Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Cambio climático global

Los datos recogidos señalan que la intervención del hombre en la producción de dióxido de carbono y metano ha comenzado a alterar el clima; deben tomarse medidas radicales para impedir cualquier variación ulterior.

El mundo se está calentando. Las zonas climáticas están cambiando de posición. Los glaciares se están fundiendo. El nivel del mar está subiendo. No son sucesos encabalgados y de tensión creciente sacados de una película de fantasía científica. Los cambios mencionados y otros más acontecen ahora. Los autores creen que se acelerarán en los próximos años, a medida que aumenten las cantidades de dióxido de carbono, metano y otros gases escasos que se acumulan en la atmósfera como consecuencia de la actividad humana.

El calentamiento, rápido ahora, puede adquirir mayor celeridad en virtud del propio calentamiento; y continuará en un futuro indefinido, a menos que se tomen las medidas necesarias para frenarlo o detenerlo. Medidas de vasto alcance que no resultarán fáciles: reducción del 50 por ciento en el consumo global de combustibles fósiles, detención de la desforestación y programa de repoblación forestal en gran escala.

Hay pocas opciones. El calentamiento rápido y continuo, funesto para la agricultura, acabará con la muerte de extensas zonas de bosque y planteará graves dudas sobre la provisión de agua y la inundación de regiones costeras. La fusión del hielo que ahora cubre el océano Artico arrastrará otros cambios imprevisibles en el clima global. Puede discutirse si los datos manejados son adecuados o si el calentamiento se debe a cambios en la atmósfera. Pero hay acuerdo mayoritario sobre la condición dominante en el clima global de la centuria que viene: el calentamiento producido por la acumulación de gases capaces de aprisionar calor. Las consecuencias derivadas configuran una amenaza suficiente para que muchos científicos, ciudadanos y políticos demanden ya acciones inmediatas para detener el calentamiento.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.